Protocolo

El examen preimplantar tiene una duración de 24 a 48 horas según la importancia del tratamiento.

 

Es totalmente gratuito e incluye las siguientes pruebas:

  • Consulta médica con los diferentes intervinientes (cirujano, protésico, anestesista)
  • Fotos
  • Toma de huellas y montaje de los modelos sobre el articulador
  • Confección de la guía radiológica si fuera necesario: Escanoguía específica Simplant para la técnica asistida por ordenador
  • Examen radiológico con panorámica y escáner
  • Diagnóstico
  • Programación implantar
  • Elaboración del plan de tratamiento y del presupuesto

 

protocoleVentajas

Previsibilidad: la observación en 3D de las estructuras anatómicas y la simulación preoperatoria permiten evitar posibles complicaciones en el momento de la intervención. Optimización de la colocación de los implantes para un resultado final mejor.

 

Comunicación: el programa es muy didáctico y permite explicar el tratamiento al paciente con imágenes de síntesis

 

Precisión y Seguridad en el momento de la intervención.

La tecnología Simplant ® 3D

Precisión del diagnóstico, previsibilidad del resultado

Se realiza una reconstrucción en 3D del maxilar del paciente a partir del escáner. Esto mejora considerablemente el diagnóstico y permite simular la intervención.

 

La simulación de la futura sonrisa

En implantología, independientemente del sistema empleado, la cronología de las etapas a respetar sigue siendo la misma y el punto de partida consiste en simular la futura reconstrucción, es decir la futura sonrisa. Esta simulación probada en la boca debe responder a unos criterios funcionales y estéticos precisos, para luego ser comentada con el paciente antes de confirmarla. Esta etapa inicial es un paso previo indispensable para cualquier tratamiento implantar, y es a partir de ese proyecto que podremos establecer un plan de tratamiento y una estrategia para colocar implantes en unas condiciones óptimas.

 

El escáner o dentascan

Después de haber confirmado el proyecto de reconstrucción, hay que asegurar la relación entre los futuros dientes y las estructuras óseas. Para ello, utilizamos una guía radiológica que es una réplica radioopaca del proyecto protésico (para visualizar en el escáner los futuros dientes teniendo en cuenta el resultado estético confirmado con el paciente). Se introduce éste último en la boca y se realiza un escáner con el fin de obtener imágenes de las estructuras óseas y de los futuros dientes en 3 dimensiones. Es en este momento que la utilización del programa Simplant es fundamental. Ya que nos proporciona una reconstrucción en 3 dimensiones a la décima de milímetro e interactiva del paciente en la pantalla.
La visión global de las estructuras óseas y una observación perfecta de la anatomía permitirán establecer un diagnóstico preciso.

 

La simulación por ordenador

Gracias a la reconstrucción 3D simulamos por ordenador la intervención quirúrgica y la colocación de los implantes. El cirujano dentista realiza la intervención sin los inconvenientes clínicos que puede encontrar sobre la marcha en un quirófano.

Aquí, puede repetir la operación las veces que quiera teniendo en cuenta las informaciones tan valiosas que le proporciona el programa (precisión a la centésima de mm, al décimo grado, cálculo de la calidad del hueso..) y viendo el resultado en directo sin ningún tipo de estrés. Esta técnica nos permite por lo tanto optimizar la colocación de los implantes evitando posibles complicaciones en el momento de la cirugía.

Para continuar en la Web debes aceptar la política de privacidad y cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar