Requisitos previos

Para colocar implantes en buenas condiciones, el paciente debe reunir una serie de criterios. Al tratarse de una intervención quirúrgica, conviene tomar ciertas precauciones de uso con el fin de proteger al paciente y minimizar los riesgos de posibles fallos.
Los factores a tener en cuenta son:

Los factores medioambientales

Para colocar un implante en buenas condiciones hay que:

  • Disponer de un nivel de cresta ósea superior o igual a 7 mm para que el implante colocado esté rodeado de al menos 1,5 mm de hueso. Si al contacto con el implante, el hueso no presenta un grosor suficiente, su vascularización será insuficiente y se reabsorberá. Esto provoca problemas estéticos y de contaminación que al final conducen al fracaso. Si este volumen óseo es inferior a 7 mm, hay que acondicionar el hueso antes o durante la cirugía (expansión ósea, injertos…).
  • Centrar el implante con respecto a la futura corona. Es decir, que la posición del implante debe guiarse ante todo por la posición del futuro diente. Ahora bien, cuando el hueso se reabsorbe en grosor, el riesgo es que el implante se desplace con respecto a su posición ideal.

Los factores médicos

 

Contraindicaciones absolutas

  • Las patologías graves del sistema cardiovascular o inmunitario
  • La insuficiencia renal o hepática
  • La diabetes no controlada
  • La administración de bifosfonatos por vía intravenosa en el marco de tratamientos de osteoporosis que pueden provocar necrosis mandibulares son ejemplos de contraindicaciones absolutas al tratamiento. Es por ello que se realiza una evaluación médica precisa de cada caso en el momento del examen preimplantar.

Es indispensable que el paciente rellene un cuestionario médico completo con el fin de conocer sus antecedentes y evitar así posibles complicaciones postoperatorias.

 

Factores de riesgo

  • El tabaquismo reduce considerablemente la vascularización y perjudica la cicatrización de los tejidos. Por eso se le recomienda al paciente que no fume ni antes y ni durante todo el tratamiento.
  • El bruxismo
  • La mujer embarazada: conviene atrasar la intervención quirúrgica
  • Un sitio óseo infectado
  • Ciertos sitios tras una extracción (situación después de la extracción de un diente)

Para continuar en la Web debes aceptar la política de privacidad y cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar