La pérdida de hueso

Las principales causas de la pérdida de dientes

 

CausesLa ausencia de diente

El maxilar se constituye de 2 tipos de hueso: el “soporte” muy estable y llamado hueso basal y la cresta ósea que rodea y sostiene los dientes llamada hueso alveolar. Este hueso alveolar tiende a desaparecer con los dientes. Cuando se extraen los dientes, el hueso se reabsorbe tanto en altura como en grosor por falta de estimulación.
Por ello, es importante actuar rápidamente tras la extracción para sustituir los dientes ausentes por implantes. El hueso recobra una función, un estímulo y por consiguiente se estabiliza. En el paciente edéntulo, llevar prótesis completa comprime el hueso alveolar y tiende a aumentar la reabsorción.

 

Las extracciones dentales traumáticas

Cuando se extrae un diente conviene respetar el hueso que lo rodea. En efecto, las paredes óseas son finas y frágiles, y si un trozo de hueso se fractura, la cresta ósea quedará mutilada y la colocación del implante se verá comprometida.

 

Las fracturas dentales de diagnóstico tardío

Los dientes desvitalizados son frágiles y pierden su elasticidad. En presencia de un traumatismo oclusal accidental (ej: un hueso de cereza) o de un bruxismo (pacientes que aprietan los dientes durante la noche), estos dientes pueden fisurarse o fracturarse. Si no se realiza el diagnóstico rápidamente, se corre el riesgo de que las bacterias se infiltren rápidamente contaminando el hueso y destruyendo las placas óseas.

 

La enfermedad periodontal

La infección bacteriana debida a la enfermedad periodontal provoca una lisis ósea alrededor de los dientes contaminados que se van moviendo progresivamente. La consecuencia a largo plazo es la pérdida de los dientes afectados junto con una lisis importante del volumen óseo (tanto en el plano horizontal como vertical).

¿Cómo establecer el diagnóstico?

El diagnóstico que se establece con ayuda del programa informático Simplant, para determinar si cabe practicar injertos preimplantares, tiene en cuenta el volumen óseo disponible en relación con la posición ideal de los futuros dientes. Pero se apoya igualmente en los siguientes criterios:

 

Estéticos: es importante reconstruir el volumen óseo ad integrum que permita recobrar una sonrisa natural gracias a un buen apoyo de los labios y una buena integración de los dientes de cerámica en el entorno periodontal (anatomía de los dientes, contorno de la encía, presencia de papilas…).

 

Mecánicos: el volumen óseo reconstruido debe permitir asegurar la perennidad de los implantes. Debe permitir colocar un número suficiente de implantes con un eje elegido para obtener un buen reparto de las cargas en el conjunto de la arcada.

 

Funcionales: el hecho de reconstruir la cresta ósea permite colocar los implantes de manera ideal centrándolos en las futuras coronas. Se podrá restablecer entonces la fonación y la masticación en condiciones óptimas. Además, la reconstrucción presentará todas las condiciones para evitar las retenciones alimenticias responsables del desarrollo de bacterias.

Causes perde osseuses

Para continuar en la Web debes aceptar la política de privacidad y cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar