Cirugía sin abrir

La cirugía no invasiva también llamada no traumática o cirugía sin colgajo (cirugía “flapless” en inglés). El objetivo de esta técnica es provocar un traumatismo mínimo en el interfaz entre el hueso y la encía para mejorar la recuperación postoperatoria.

 

dental implants sans ouvrirVentajas

  • Evita el desprendimiento de la encía.
  • El traumatismo es mínimo lo que genera una remodelación ósea mínima y una buena estabilidad de los tejidos.
  • Mejora el postoperatorio ya que no hay traumatismo
  • No hay suturas
  • Poco o ningún sangrado
  • Poca inflamación

 

Inconvenientes

  • Visibilidad limitada, trabajo a ciegas
  • Pérdida de Encía Adherida (EA)
  • Ninguna posibilidad de retocar el hueso o de injertar
  • Riesgo de contaminación por un tejido epitelial
  • Riesgo de ensuciar el implante

 

Técnica

Se trata de realizar una incisión circular (punch) para eliminar un trozo de encía ligeramente más grande que el diámetro del implante programado. Este tipo de incisión permite un acceso directo al hueso sin tener que desprender la encía.

 

El fresado del lecho implantar así como la colocación del implante se hacen a través de la encía. Se coloca entonces un tornillo de cicatrización para guiar la cicatrización gingival sin ninguna sutura.

 

Técnica convencional

El trazado de incisión es diferente. Se practica generalmente una incisión en H: la incisión principal es horizontal en la cumbre de la cresta seguida de 2 pequeñas incisiones laterales (llamadas de descarga). Esta técnica permite desprender la encía para acceder al hueso.

 

La extensión del desprendimiento depende de la intervención prevista a nivel óseo. Si se trata simplemente de colocar el implante el desprendimiento es mínimo. Si hay que retocar la arquitectura ósea o añadir hueso, el desprendimiento de la encía será más amplio. Cuando se ha terminado la intervención, hay que recolocar la encía y estabilizarla con suturas.

Limitaciones

La técnica no traumática parece presentar numerosas ventajas. En realidad, va dirigida a una minoría de pacientes ya que se necesitan condiciones gingivales y óseas óptimas para justificar la cirugía sin colgajo. En efecto, se tendrá en cuenta esta elección terapéutica en interés del paciente a largo plazo.

 

A nivel gingival

Está científicamente comprobado que un implante debe ser rodeado y por lo tanto protegido por un volumen suficiente de EA para asegurar su perennidad. Ahora bien, la cantidad de EA a menudo se limita a unos pocos milímetros, y si la incisión circular que elimina una cantidad significativa de encía (aproximadamente 5 mm de diámetro) no permite tener una banda de EA residual suficiente, esta técnica entonces es desaconsejable. Se indicará la técnica convencional ya que ésta permite desplazar la EA sin ninguna pérdida incluso se pueden ganar algunos milímetros si es necesario.

 

A nivel óseo

Es preferible que el implante esté completamente enterrado en el hueso (sobre todo para los implantes de última generación que presentan un estado de superficie rugoso sobre la totalidad de su superficie). Si el implante rugoso emerge del hueso y entra en contacto con la encía, el riesgo de contaminación se vuelve muy elevado. Por lo tanto, es fundamental acondicionar la cresta ósea, si presenta defectos, para permitir el buen enterramiento del implante. Ahora bien, la técnica no invasiva no permite acondicionar el hueso.

 

En los casos de implantes unitarios, se puede estimar aproximadamente de 40-50% de casos aptos para técnicas flapless.

 

Por el contrario, para las reconstrucciones importantes, no más de 5 a 10% de los casos pueden ser tratados con esta técnica. En efecto, las secuelas de los traumatismos generados por la pérdida de dientes obligan a abrir la encía para remodelar el hueso y dar un aspecto natural al final del tratamiento. Es frecuente tener que añadir hueso, colocar membranas o incluso injertar en la encía para optimizar el resultado.

 

Por lo tanto, es un engaño presentarle al paciente el flapless como una técnica avanzada sistemática. Cada una de las técnicas tiene sus indicaciones, y es el facultativo quien, tras haber establecido el diagnóstico, debe elegir la técnica más adaptada para un resultado óptimo.

Para continuar en la Web debes aceptar la política de privacidad y cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar