Reconstrucción superior completa

rehabilitations

MAXILAR

 

Reconstrucción completa fija sobre 8 implantes

Se trata de un puente atornillado (por lo tanto fijo). El puente lleva en general 14 dientes y reposa sobre 8 a 10 implantes repartidos en el conjunto del maxilar según una estrategia implantar muy precisa. El maxilar presenta características específicas.

 

Especificidades del Maxilar

La cresta ósea disponible generalmente es menos voluminosa y de una densidad más débil en la zona posterior donde la fuerza de compresión es máxima. En la zona anterior, la fuerza oclusal tiende a expulsar los implantes y la influencia de la reabsorción en esta región es determinante para el resultado estético final.

 

rehabilitations maxillaireAnatomía
Las crestas óseas del maxilar forman una pirámide, lo que implica una convergencia de los futuros implantes. Por lo tanto hay que tener cuidado con la proximidad de los implantes, lo que conduce a limitar el número de implantes en la zona anterior, en general 1 implante para 2 dientes.

La presencia de senos maxilares y fosas nasales reducen el volumen óseo en el sentido de la altura. Así es que hay que adaptar la técnica quirúrgica, y a veces añadir hueso en forma de injerto para obtener una altura satisfactoria.

 

Histología
El hueso maxilar en general es menos denso que el hueso mandibular. Por ello, conforme a los protocolos, preferimos las reconstrucciones sobre 8 implantes como mínimo.

El hueso residual se reabsorbe, tanto en altura como en grosor. Los labios ya no se apoyan y la colocación de implantes puede verse comprometida. La reabsorción debe estar sistemáticamente compensada, ya sea por un aporte óseo o por la adición de falsa encía en el puente de cerámica cuando las condiciones lo permitan. Si esta reabsorción no está compensada el resultado será un fracaso tanto en el plano estético como en el funcional.

 

Mecánica
El resultante de la fuerza oclusal en el maxilar induce a una compresión oblicua en las zonas posteriores, una fuerza de flexión y de cizallamiento en la zona anterior que tienden a expulsar los implantes.

Es fundamental, para la perennidad de la reconstrucción, reforzar los apoyos anteriores, colocando implantes a nivel de los molares, incluso implantes pterigoideos cuando ello sea posible.

 

Estética
La integración de la reconstrucción en el entorno gingival es primordial para que la sonrisa parezca natural. Así es que es importante esculpir la encía para devolverle su anatomía tanto a nivel del cuello como de las papilas. Para mejorar la estética, es preferible colocar un implante para dos dientes en la zona anterior.

La colocación de los implantes depende de la posición de los dientes. Debe responder a criterios muy precisos siempre respetando la dimensión vertical (DV) y la relación centrada (RC). Si se respetan, la sonrisa sera natural y los labios tendrán un buen apoyo.

 

Función
La posición y la anatomía de los dientes son decisivas para una buena pronunciación pero igualmente para la masticación.

La posición de los implantes debe guiarse por la posición ideal de los dientes y no por el volumen óseo residual. Los implantes deben estar incluidos en el pasillo protésico. Por ello preferimos las reconstrucciones óseas en los casos de reabsorciones avanzadas en vez de sistemas que, para evitar los injertos óseos, obligan a colocar implantes que no responden a los criterios adecuados y conducen a un fracaso.

Estrategia para una buena reconstrucción

Varios implantes distribuidos en el conjunto de la arcada sustituyen las raices extraidas y sirven de anclaje para un puente de cerámica cuyo aspecto y confort deben ser, en todos los sentidos, similares a un puente sobre dientes naturales.

 

Consecuencias de la pérdida de dientes:

  • Una pérdida ósea impide a veces la colocación de implantes en condiciones ideales.
  • Prejuicios estéticos como la pérdida de volumen de los labios, aparición de arrugas pronunciadas y un envejecimiento del rostro.
  • Prejuicios funcionales tales como problemas de masticación, de elocución o incluso dolores articulares.
  • Pérdidas y referencias esenciales como la DV (dimensión vertical) y la RC (relación centrada)…

Por ello, hay que tener en cuenta todas esas difcultades y particularidades del maxilar para obtener un resultado satisfactorio. Cada paciente es un caso particular dificilmente reproducible. Lo que es verdad para unos no lo es forzosamente para otros, y por eso el examen preimplantar es indispensable. Durante esa sesión, se analizan todos los criterios anatómicos, histológicos, mecánicos, estéticos y funcionales.

El buen sentido clínico, la experiencia y los conocimientos del facultativo ligados a las herramientas informáticas deben conducir a la elaboración de un plan de tratamiento ideal para cada paciente, con una previsibilidad del resultado. Siendo el objetivo dar el máximo confort, estética y seguridad al paciente garantizándole una estabilidad de su reconstrucción a largo plazo.

Cuando se reunen las condiciones, preferimos el protocolo de carga inmediata de implantes en un plazo de 24 horas tras la cirugía. El puente fijo, atornillado y armado actúa como un fijador externo con los implantes. Esto permite estimular el hueso durante la fase de cicatrización evitando los micromovimientos nocivos. El paciente puede por tanto recobrar una vida normal desde el día siguiente a la cirugía respetando una dieta blanda durante 6 semanas.

Los beneficios son considerables:

  • Cicatrización controlada de los tejidos.
  • Rapidez de ejecución (en 24 horas el paciente se encuentra con dientes fijos).
  • No hay que llevar prótesis removible provisional.
Les bénéfices

Protocolo

  • Escáner guía radiológica
  • Planificación Simplant
  • Intervención con sedación: extracción de los dientes restantes si cabe, colocación de implantes según la programación con cirugía guiada para reproducir la planificación informática con precisión y seguridad.
  • Colocación de 8 implantes de media repartidos en el conjunto de la arcada para asegurar una buena distribución de la carga oclusal.
  • Toma de la huella
  • Colocación de un puente provisional armado y atornillado con carga inmediata en 24h para asegurar una perfecta establidad de la estructura y así evitar los micromovimientos que podrían impedir la osteointegración de implantes.
  • Ninguna manipulación durante 6 semanas para no dificultar la cicatrización durante ese delicado periodo.
  • Colocación del puente de cerámica aproximadamente 6 meses más tarde, cuando estemos seguros de que la integración de los implantes y la estabilidad de la encía han sido perfectas.
  • Colocación de una férula nocturna durante algunos meses para compensar la pérdida de propiocepción y proteger la cerámica.

 

En caso de déficit óseo importante, preferimos una reconstrucción ad-integrum del maxilar para solventar las inconvenientes estéticos, mecánicos y funcionales de una reconstrucción perenne. Es la única técnica que permite devolverle al paciente una sonrisa completamente natural.

Para continuar en la Web debes aceptar la política de privacidad y cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar